LA QUINTA HEEREM – LIMA

En la Quinta Heeren de los Barrios Altos, bello condominio de mansiones construidas desde el año 1890, y que fueron sede de legaciones extranjeras en los primeros años del siglo XX, existe una casa que fue una de las mas importantes, pues fue la residencia de Oscar Heeren Massa, el propietario. Luego será la sede de la Legación de los Estados Unidos, y en la década del 20 residencia de Seiguma Kitsutani, prospero comerciante japonés que cometió seppuku (suicidio ritual) en el interior de esta mansión.

La edificación de la Quinta Heeren posee calles empedradas, una plazuela y jardines ornamentales decorados con jarrones y esculturas de mármol. En su época de mayor apogeo, entre 1901 y 1940, acogió a las embajadas de Francia, Bélgica, Alemania, Estados Unidos y Japón.

A fines del siglo XX se convirtió en el hogar de casi 70 familias, muchas de ellas de escasos recursos económicos. Desde el 2006, por ordenanza municipal y con el objetivo de restaurarla, la Quinta Heeren está desocupada.

En 1928, el presidente de la Colonia Japonesa en el Perú, Seiguma Kitsutani, decidió quitarse la vida en la entrada del chalet Nº3. El comerciante hizo uso del harakiri, un ritual samurái que consiste en beber sake (licor a base de arroz), escribir un poema de despedida y, por último, atravesarse una daga.

Aquï

les dejo algunas de mis fotos fotos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *